jueves, enero 01, 2009

"Tal vez su inconsciente esperanza aquella mañana era que la exaltación amorosa y la pasión oficinesca formaran un todo único, pudieran fundirse la una en la otra para seguir ardiendo sin apagarse. Pero le bastó con ver su escritorio, el aspecto usual de una
carpeta verdosa con el rótulo "Pendientes", para hacerle sentir el agudo contraste entre la belleza vertiginosa de la que acababa de separarse, y sus días de siempre.
Dio varias vueltas alrededor del escritorio, sin sentarse. Le había asaltado un repentino, urgente enamoramiento por la señora guapa. Y no podía tener paz. Entró en la oficina contigua donde los contables tecleaban con atención y disgusto.
Pasó delante de cada uno, saludándolos, nerviosamente risueño, solapado, regodeándose en el recuerdo, sin esperanza en el presente, loco de amor entre los contables. "Así como ahora me muevo entre vosotros en esta oficina", pensaba, "así me revolvía hace poco entre las sábanas de ella."


Italo Calvino
"La aventura de un empleado"
de Los Amores Difíciles

2 comentarios:

Gringulis dijo...

Hola.... que este añito recién estrenado los encuentre juntos y revueltos... lo mejor para este 2009. besos para vos y para Rann (hice el saludito en estereo..jaja!)

Cele dijo...

Gracias!

igualmente para ustedes por allá!

besooos!